TARTA DE SAN MARCOS

Si hay una tarta tradicional en mi familia, sin duda es ésta, la Tarta de San Marcos, es la favorita de mi hermano menor y hace ya muchos años que la hacemos casera en casa. Aún ahora, años despues de haberme marchado de la casa de mis padres, siempre, al celebrar el cumpleaños de mi hermano pequeño preparo una tarta de San Marcos para toda la familia y la compartimos toda la, cada vez mayor, familia.

Os dejo la receta que, aunque algo laboriosa, es sencilla y muy rica al paladar, imprescindible que dispongais de una manga pastelera, porque si no, aunque rica, la presencia a la hora de decorarla, no es la misma.

Existen dos variantes, con relleno de nata y relleno de nata y trufa, personalmente, en casa nos gusta rellena únicamente de nata y es asi como la preparamos, pero para gustos, colores.

Ya no me enrollo más y os dejo esta (para nosotros) delicia familiar:

Un bizcocho Genovés:

Almíbar: unos 100 ml. de agua, 100 gr. de azúcar y un licor, al gusto de cada uno, o un zumito si es para niños
Para la crema de nata del relleno: medio litro de nata, 3 cucharadas de azúcar tres cucharadas de cacao sin azúcar
Para crema yemas: 5 yemas de huevo, 80 ml. de agua, 150 gr. de azúcar, 20 gr. de maicena (harina). Unas cucharadas más de azúcar para “tostar” un poco la parte de arriba.
Para los bordes: medio litro de nata, 3 cucharadas de azúcar y 2 cucharadas de cacao sin azúcar generosas.

Una vez horneado el bizcocho lo he cortado en tres partes iguales con ayuda de un cuchillo de sierra.

Monta la nata

Prepara un plato o soporte para tartas que vas a utilizar. Ponemos una capa de bizcocho, la emborrachamos con almíbar. Distribuimos una capa de nata

Repetimos operación con otra capa de bizcocho, lo emborrachamos un poco con ayuda de una cuchara con el almíbar preparado y luego capa de nata. Ponemos la última capa de bizcocho y repetimos con el almíbar.

Por último preparamos la crema de yemas: mezcla las yemas con la maicena en un vaso y reservalas. En un cazo ponemos el agua y el azúcar y lo llevamos a hervir unos minutos, ha de quedar en un punto que cuando levantas la cuchara cae de forma pesada en el cazo. Cuando está el azúcar deshecho en el agua deja enfriar un poquito y luego incorporarlo a las yemas. Con ayuda de un colador vuelve a poner toda la crema en un cazo hasta que espesa. Nos queda una crema espesa, muy, muy amarilla, que distribuiremos sobre la parte superior de la tarta. Hay que esperar un poco antes de extenderla.

Decorar al gusto con la nata montada, guindas, adornos de masa de mazapan… a gusto de cada uno y ¡buen provecho!

Print Friendly, PDF & Email

Uso de cookies

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies