Espirales de jamon y queso (con masa brioche)

Estas espirales de jamón y queso son un éxito asegurado, en casa nacieron de una ocasión en la que mi hermano menor tenia que llevar algo de comer a una reunión de amigos, asi que, le sugerí hacer unas espirales de hojaldre rellenas, sin embargo, tras indagar un poco, encontré la receta de las espirales con masa brioche, las hice de tamaño “mordisco”, para comer en un par de bocados y quedaron realmente deliciosas.

La receta sirve tanto para salados como dulces, de jamon y queso están realmente ricas, pero admiten casi cualquier cosa, chorizo y queso, jamon serrano y queso brie, lomo y queso, cualquier fiambre sola o acompañada de un queso apto para fundir para que queden mas jugosas, se me hace la boca agua.

También podemos optar por rellenos dulces: cabello de angel, mermelada, chocolate, crema pastelera… la lista es interminable tanto en uno como otro caso, personalmente nunca las he hecho dulces, es una asignatura pendiente que, seguro, pronto tardo en “aprobar”.

Os dejo la receta que, casi seguro os va a encantar, es una buena opcion para cumpleaños, bautizos y reuniones varias, y es fácil y resultona:

Ingredientes:
150 g de leche
un pellizco de sal
50 g de azúcar
70 g de mantequilla
3 yemas de huevo
1 sobre de levadura liofilizada de panaderia
350-400 g de harina (depende del tamaño de las yemas)

Relleno:
Jamón de York en lonchas
Queso en lochas (Edam, gruyere, tranchettes…)

Mezclar por un lado los ingredientes secos: sal, azúcar, levadura y harina. Formamos un volcán.

Por otro lado templamos los líquidos: la leche y la mantequilla. Es importante que estén templados, ni calientes ni fríos, porque si no, estropearíamos el levado de la masa. Batimos las yemas y se las añadimos

Con la harina hacer un volcán y hacer un agujero en el centro. Echar la leche ,las yemas de huevo, el azúcar y la mantequilla.

Mezclar con los dedos los líquidos del interior del volcán y una vez bien mezclados ir cogiendo la harina de los costados hasta que esté toda integrada.

Amasar la mezcla durante 10 minutos hasta conseguir una masa brillante, blanda, que no se pegue a los dedos.

Dejar reposar la masa durante 5 ó 10 minutos para que se recupere del amasado, estirar la bola con el rodillo, formando un rectángulo.

Untarlo con mantequilla derretida con un pincel y colocar el jamón york y el queso por todo el rectángulo, cubriéndolo todo bien. Enrollar el rectángulo empezando por el lado más largo (como si se tratase de un brazo de gitano) apretarlo bien, que quede bien comprimido.

Una vez que lo tenemos bien formado, cortarlo en rodajas gruesas con un cuchillo que esté bien afilado e ir colocándolas en una bandeja cubierta con papel de horno o silpak.

Dejarlas levar en un lugar cálido, fuera de corrientes de aire (por ejemplo , dentro del horno, pero apagado) el tiempo de levado dependerá del calor de la cocina, de la época del año… pero aproximadamente deberán estar unas 2 horas, hasta que hayan doblado el volumen.

Pincelarlas con huevo batido, o clara de huevo y hornear a 200º durante 15 ó 20 minutos. (yo, en mi horno, las he tenido 8 minutos a 190º con horno arriba-abajo-turbo y luego 7 minutos con horno abajo).

Cada horno es un mundo, ya sabeis, en todo caso, estarán ya perfectas para comer, la masa aguanta bien de un dia para otro. ¡Que las disfruteis!

Print Friendly

Uso de cookies

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR